Cariño, deja de hacer yoga y ven a comerme la polla querida

10:00 min - 22/03/2017 - 32.738 visitas
Cariño, deja de hacer yoga y ven a comerme la polla querida Cariño, deja de hacer yoga y ven a comerme la polla querida, que obsesión que tiene mi mujer con ponerse a hacer yoga en el jardín. Lo hace para ponerme cachondo ya que marca un culo tremendo, yo me saco la polla y le digo que se amorre, me la come de maravillas y empezamos a follar en la piscina de casa.