Duele, duele mucho pero tú no pares y dame fuerte

07:01 min - 25/01/2016 - 248.309 visitas
Duele, duele mucho pero tú no pares y dame fuerte Así es Chanel Preston, una golfa de tal calibre que incluso cuando le meten este pedazo de pollón por el culo y le hace daño, la tía sigue pidiendo que se la claven hasta el fondo. Le duele pero también le gusta y esa doble sensación a ella le encanta.