No te vas a hacer un dedo cuando tengo ya aquí mi polla

05:00 min - 24/12/2014 - 76.585 visitas
No te vas a hacer un dedo cuando tengo ya aquí mi polla El marido llega a casa y descubre a su mujer haciéndose un dedo. El hombre no lo duda, se quita toda la ropa y se lanza a por su mujer. No hay duda de que follar mola mucho más que masturbarse, sino que se lo digan a la mujer que no veas como gime cabalgando la polla de su marido. La chica tiene un vicio tremendo a que su marido le toque el coño y luego le meta los dedos en la boca para que pueda saborear su flujo vaginal, menuda viciosa.