A veces el ser detallista tiene sus buenas recompensas

09:58 min - 07/01/2020 - 5.027 visitas
A veces el ser detallista tiene sus buenas recompensas Hay veces que te lo curras un montón y no te comes un torrado, y hay otras en las que esos detalles con alguna chica tienen recompensas muy buenas. Esta vez a Johnny Castle le salió cara, el tío se fue a ver a su compañera de trabajo Eva Lovia y le regalo un ramo de flores y un collar. A la chica debió gustarle mucho el detalle porque se acabaron echando un polvo allí mismo en la sala de reuniones. Menos mal que no entró nadie en ese momento, sino la escena hubiera sido divertida.