Ahí no es donde me duele pero no pares de tocarme...

12:00 min - 11/04/2020 - 7.117 visitas
Ahí no es donde me duele pero no pares de tocarme... El masajista ya debe saber como es Angela White porque anda que ha tardado en meterle mano en el coño. No es donde la mujer sentía dolor, pero sabía que si le tocaba ahí y la calentaba, seguramente acababan follando. Así fue, la calentó tanto que se acabaron pegando un polvazo brutal, aunque tratándose de Angela White estaba claro que iba a ser un polvazo.