La tenía que detener pero la cosa se puso complicada...

11:05 min - 18/07/2020 - 2.112 visitas
La tenía que detener pero la cosa se puso complicada... Y tan complicada... El detective Michael Vegas llevaba tiempo detrás de la asesina a sueldo Jessa Rhodes. Ese día estaba muy cerca, la había pillado en pleno trabajo y la tenía apuntada con su pistola, pero la cosa se puso complicada. Esta mujer se las sabe todas, la técnicas de seducción que hace sirven hasta para el detective más curtido. Al final en vez de detenerla se la acabó follando, así que imaginad.